21.11.05

Reseñas: X-Statix Vs. Los Vengadores

X-Statix #5: Vs. Los Vengadores, de Peter Milligan y Mike Allred (Panini, noviembre de 2005). 144 páginas. PVP: 9 euros.

Y llegamos a la despedida de la serie de Milligan y Allred... ¡hasta que se edite en España la nueva limited de Chica Muerta! La traca final tiene todos los ingredientes: el trasfondo de la guerra fría, la revelación del misterio de Doop -uno de los personajes marvelianos más enigmáticos de reciente cuño- y el esperado enfrentamiento contra Los Vengadores. La insolencia del Anarquista provocará el enfado del Capitán América, de manera que cada grupo buscará los restos del cerebro de Doop por su cuenta, en un argumento que recuerda ligeramente a aquel crossover entre Madman y Superman.

Cada lucha contará con un marco incomparable, como si se tratara de los escenarios del Street Fighter II. La acción comienza con el duelo racial entre Tyke Alicar y Steve Rogers, para luego seguir con los acertados cruces: Bruja Escarlata y Chica Muerta, Ojo de Halcón y Vivisector (una de las partes más divertidas de la saga, entre jirafas y rinocerontes), Venus de Milo y el Hombre Hormiga, Iron Man y Guy Smith (que abandonarán sus armaduras respetando las normas de la Iglesia de la Verdad Desnuda para protagonizar un choque que se asemeja al de Lobo: Infanticidio de Giffen), y para terminar, con las Hermanas Fatales de fondo, Thor y Doop (que hablará en cristiano por una vez). ¡Y el regreso estelar del Mono Abandono!

El tomo se cierra con la tentación de la última misión, un episodio lleno de ambición y heroismo que imita, en cierta forma, el fantástico arco argumental de la muerte de Ugo Girl. Es una pena que, después de 40 maravillosos números, la arriesgada apuesta de Milligan y Allred toque a su fin, pues se trataba sin duda de una de las colecciones de mutantes más originales de los últimos tiempos.

2 Comments:

At 12:11 p. m., Blogger scarvenger said...

¡Que curioso! ¡Hemos coincidido en la referencia al Street Fighter II!

 
At 5:49 p. m., Anonymous Kalashnikov said...

¡Aquel juego debió marcar nuestra adolescencia! Con esos fondos tan exóticos, el uno contra uno... ¡Estaba cantado!

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home