7.11.05

Reseñas: You Are Here de Kyle Baker

You Are Here, de Kyle Baker (Planeta de Agostini, octubre de 2005). 156 páginas. PVP: 14,00 euros.

El público español está accediendo a la obra de Kyle Baker de forma desordenada. El año pasado Norma editaba Moriré a Medianoche, otro cómic de Vertigo que tiene muchos puntos de enlace con este You Are Here, pero que en EEUU apareció después.

Concluida la lectura del volumen, creo que no exagero si afirmo que es una de las mejores historietas del año. Noel Coleman es un ladrón de joyas convertido en pintor que se ha enamorado de Helen, una chica de campo amante los animales (hasta el límite de que alimenta a las palomas en el capó del coche mientras viajan). De vuelta a Nueva York comprobamos que el protagonista mantiene una doble vida en la gran ciudad, y que su prometida, que acaba de llegar por sorpresa, no sabe nada de su pasado. ¡Para colmo le persigue el asesino Vaughan! Entre los secundarios de lujo, sobresalen el camarada Oscar y la cegata Tracy.

Baker dota a sus viñetas de un dinamismo inusitado y un tratamiento gráfico sin parangón, fruto según el autor de las labores del "Painter Classic, la tableta Wacom Intuos y el departamento de Integración Espectral". Aunque los efectos informáticos llegan a apabullar en las primeras páginas, según avanza la historia vemos cómo el dibujante también refuerza el trabajo manual sobre papel. En este sentido destacan el logrado enfoque de objetos (para centrar la atención del lector) así como el empleo de tácticas propias de la animación.

You Are Here cuenta con un ritmo de acción trepidante, similar al de I Die at Midnight, donde la pareja central sólo tenía unos minutos para buscar el antídoto de unos barbitúricos. En este juego de huidas y situaciones extremas, el artista introduce numerosos gags, como esconder su foto en un periódico, la escena del traslado de la gasolina, el paseo a caballo o el divertido recurso de la pirotecnia. No obstante, hay lugar para la violencia y la sangre desatada, un aspecto que lo aleja de cualquier referencia hollywoodiense y de las semejanzas con el estilo Walt Disney.

Kyle Baker hace un pequeño (pero explícito) homenaje a Alicia en el País de las Maravillas, y a mi juicio, un gracioso tributo a Rocky... ¿O no es clavadito a Sylvester Stallone ese Noel Coleman amoratado de la conclusión? En el desenlace, el responsable de Cartoonist hace un magistral uso de los colores que consigue trasladarnos a ese escenario crepuscular tan hermoso. El libro se cierra con un fantástico epílogo que contrarresta el clímax alcanzado poco antes. Lo dicho, una maravilla ilustrada.

(Puedes leer otra reseña de esta obra en La librería del metamorfosista)

3 Comments:

At 10:31 p. m., Blogger Myca Vykos said...

Por lo que veo, te gustó tanto esta obra como a mí.

¿Leíste el Cartoonist?

 
At 5:42 p. m., Anonymous Kalashnikov said...

Sí, lo he leído hace poco. Me parece un poco "blandengue" en las páginas de "Los Baker", pero este hombre tiene un don.

¡Te adelantaste con la reseña! ¿Ha sido de las primeras novedades que has leído?

 
At 12:36 p. m., Blogger Myca Vykos said...

Sip, era la obra a la que más ganas tenía del salón.

 

Publicar un comentario

<< Home