17.1.06

Lewis Carroll y la profecía de los Bloggs

En 1862, el autor de Alicia en el País de las Maravillas, Lewis Carroll, se adelantaba a su tiempo y escribía estos versos sobre Bloggs, un sistema de edición de textos virtuales que no se inventaría hasta siglo y medio después. ¿Se trataba de un Nostradamus en potencia? ¿Cómo fue capaz de averiguar con tanta fidelidad el nombre con que se denominaría a esta clase de programas? Éste es el poema, llamado La miseria de Bloggs:

Entre humos de tabaco
Se desvanecen mis visiones.
Golpe brusco en el sobaco,
Anuncio de sabidas desazones.
"¡Hola, Bloggs! ¡Echas tripa!"
Dicho he que se me venía encima.

"Mi grasa, señor, no es asunto suyo."
"No lo es, la verdad por delante;
Infiero pues, que sí lo es tuyo.
Bien, Bloggs, es importante,
Negocio que así prospera
Para mí, digo, lo quisiera."

Saquemos conclusiones lógicas a la manera del reverendo Dodgson:

1) Quienquiera que sea ese Bloggs, su peso en el mundo va en incremento. Viene precedido de humo y golpes, detalles poco agradables para el común de los mortales.

2) Bloggs comercia con lípidos y su bonanza económica despierta la envidia del protagonista.

3) Bloggs debe ser un apellido anglosajón bastante común. Por lo tanto, Carroll se refiere a una persona y no a una novedosa herramienta dirigida a usuarios de Internet. ¿Pero quién se resistía a hacer un post?

2 Comments:

At 12:59 a. m., Anonymous Valerian said...

Su presunción, sr Kalashnikov es osada. Carroll como Cagliostro que predijo la era cibernética y los diarios virtuales. Sin embargo, lo más extraño que he oido decir sobre Carroll, más allá de las habituales acusaciones de pedofilia, fue lo que leí en un artículo en la prensa inglesa. Charles Dodgson (Lewis Carroll) habría sido Jack the Ripper, usease Jack el Destripador.¡¡¡¡ El tipo que afirmaba esto se basaba en la pretendida coincidencia de las ausencias de Oxford de nuestro hombre y de los crímenes en Whitechapel, aparte de otras cosas traidas por los pelos que gracias a Dios no recuerdo... Pero si eso fuera cierto, ¡que suerte la de Alicia Liddel! O quizás la salvo su inocencia, pues hay monstruos que sólo se alimentan de las que ya están perdidas. De ahí que la que se salva en la slasher movies tipo Pesadilla en Elm Street es la chica virgen.

 
At 7:29 p. m., Blogger Kalashnikov said...

Obviamente se trata de una broma, Sr. Valerian. Me limité a sacar de contexto un poema de juventud del genial escritor inglés donde se mencionaba a un tal Bloggs. De todos modos aprecio sus palabras, pues desconocía la leyenda del destripador y además soy fan de Freddy Kruegger ;)

 

Publicar un comentario

<< Home