28.3.06

Vida y obra del Profesor Franz de Copenhague

"La aparición del Profesor Franz de Copenhague se produce como consecuencia de un intento de modernizar el inventor y adecuarlo a la era atómica, con un atuendo, aspecto y nombre indudablemente germánico, a pesar de su ubicación danesa." (Joan Navarro)

Echemos un vistazo a la foto oficial del doctor encargado de la maravillosa sección Los inventos del TBO, sacada directamente de la orla del Colegio de Medicina, donde luce camisa y corbata por primera y última vez.


El Profesor Franz de Copenhague fue desarrollado por diversos autores, entre los que sobresalen Nit, Tínez, Benejam, Tur, Rino y Sabatés. A continuación, el personaje posa con su famosa bata de cuello redondo y síntomas de sobredosis por rayos UVA:


Su labor en el TBO era explicar a los lectores el mecanismo de sus ingeniosos artefactos. Más adelante mencionaremos algunos de los más llamativos.


El licenciado danés se declaraba un gran defensor del método científico. La demostración empírica y los consejos del experto abundaban en sus páginas.


Detengámonos en sus primeras pócimas: Franz presenta la Abrigodolina, un mejunje para combatir el frío. En su explicación confesará los sentimientos que le provocan los indigentes, pero también detalla los ingredientes seleccionados y prueba en carne propia los efectos de su invento.



Léelo en tamaño real.

Más adelante encontramos un doctor más estilizado, imbuido por la investigación fúngica. Acaba de descubrir el Honguetus Baobaris, una seta gigante a la que sacará mucho partido:



Mira los detalles del experimento.

El ámbito de investigación del profesor es muy amplio, y en el campo de los animales, sus predilectas son las gallinas. Seamos testigos de su sabiduría:


Como los artistas que abogaban por el beatus ille, Franz busca la inspiración lejos del mundanal ruido. Allí es donde se le ocurren los mejores remedios: ¡El Pretujo!


Se trata de un científico ecologista que, preocupado por las secuelas en sus cobayas, prefiere retardar el éxito que le reportarán sus pruebas a abusar de sus animales.



Aquí están todos los pormenores del invento.

El Profesor Franz va encadenando una genialidad tras otra, hasta que un día aparece este breve en el periódico:



Sin duda, Ki-Ki fue su invento más relevante. En una época de penurias y explotación infantil, la mente más preclara de Copenhague fabrica un tebeo que divierte y alimenta. Esta hazaña lo encumbraría hasta el olimpo de los ilustres, pero desde entonces nada se sabría de él...



Conoce la historia completa en este enlace.

2 Comments:

At 1:31 p. m., Anonymous Anónimo said...

¡Genial! no paro de reírme, muchas gracias.

 
At 7:46 p. m., Anonymous buy viagra said...

Demasiado gracioso, tampoco puedo parar de reírme, esta historieta es una de las mejores que he leído de manera independiente, tenes un gran talento para este tipo de humor!

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home