30.4.06

Reseñas: Cuarto Mundo #7

Cuarto Mundo #7: Jack Kirby (Planeta de Agostini, abril de 2006). 112 páginas. PVP: 3,95 euros.

En solidaridad con los lectores de Nuevos Titanes, que no paran de quejarse de la escasez de páginas de su biblioteca de clásicos (porque para protestar por los retrasos ya están los fans de JLA/JLE), el último volumen dedicado a las pataletas de Jimmy Olsen es también el más delgado del Cuarto Mundo, con la consiguiente bajada de precio. El ubicuo David Hernando nos ilustra con un artículo centrado en el personaje de Lois Lane y el cine que no viene mucho a cuento, de no ser porque aquí se reproduce una historia de Superman's Girlfriend Lois Lane. En ese episodio vuelve a la carga El Corredor Negro, en una trama propia de las series de suspense de la EC: la periodista intentará escapar de un destino fatal tras haber presagiado la muerte de varias personas. Pese a recuperar personajes suyos, el capítulo no está firmado por Jack Kirby.

¡Continúa la aventura escocesa de Olsen y la Legión de Repartidores! Las correrías de estos jóvenes por los laberintos de la Factoría del Mal deparan más de un encuentro con bestias modificadas genéticamente, de entre las cuales adoptarán a Charlie el airado. Esparcidos en distintos focos de peligro (y alargando las tramas de dos en dos números), los muchachos más intrépidos de Metrópolis sufrirán una reducción de tamaño antes de vislumbrar el secreto de Brigadoom. Las trampas y el boom-túnel volverán a estar a la orden del día, mientras en la fiesta de Terry Dean, el adnalien Dubbilex muestra su poder mental a Superman. El Guardián Dorado, por su parte, sólo asomará la cabeza en una viñeta.

Mokkari y Simyan discuten después de convertir a Jimmy en el Homo Desastre, una versión involucionada y prehistórica de sí mismo, que será quien destruya al final el laboratorio de experimentos. Pero el mejor momento llega de la mano de Magnar, un habitante de Supertown que por equivocación envía a Nueva Génesis a Superman. Allí, el Hombre de Acero se sentirá un extraño entre tantos superseres. A la vez, sus amigos toman el viaje de vuelta a Estados Unidos, pero serán retenidos por el maléfico Víctor Volcánum:

-Caballeros: bienvenidos a los dominios del profesor Víctor Volcanum y, dentro de poco, vuestro respetado y benevolente soberano... ¡El rey de la Tierra!
-¡Pero bueno, señor, ésa es la clase de premisa que aparecía en los cómics de la Edad de Oro!

El tomo se completa con dos complementos de Historias del Proyecto ADN, sobre criminales genéticos y el hombre blindado Arin. ¡Y el mes que viene, por fin, Mister Miracle!



Menudos acompañantes me he buscado...

4 Comments:

At 12:18 p. m., Anonymous Nexus said...

Espero que las historias de Scott Free sean más interesantes porque todo esto de la Legión de Repartidores me ha decepcionado bastante. Creo que era más feliz antes de conocer su existencia.

 
At 5:35 p. m., Blogger Kalashnikov said...

Comparto contigo la expectación, Nexus. ¡Los Repartidores se me han aparecido hasta en pesadillas! Eso demuestra que las divertidas y bizarras portadas de Jotacé esconden algo terrorífico. ¡Menos mal que "Cuarto Mundo" es un pastiche! ¿Has oído que la colección termina con una especie de novela gráfica?

 
At 7:43 p. m., Anonymous Nexus said...

Me basta con que termine. No, es broma. La mera presencia de un diminuto personaje llamado Soldado Broncas hace que se tambalee mi fe en los comics. No sabía lo de la novela gráfica; creí que acababa con la serie regular de MM.

 
At 9:56 p. m., Blogger Kalashnikov said...

Jeje, el pequeño soldado Broncas marcará un antes y un después en el universo DC. Por cierto, ¿no parecen hermanos Bocazas y Broncas? ¿Por qué los dibuja así Jack Kirby? ¿Son enanos? ;)

 

Publicar un comentario

<< Home