9.5.06

¿Un pitillo, Luke?

Revisando mi colección de Lucky Luke compruebo que los viejos álbumes de Grijalbo tienen mejor color que los de Planeta e incluyen más anexos históricos. Curiosamente éstos han decidido centrar la serie en las obras escritas por Goscinny, y por el camino han renombrado dos títulos de su coleccionable: Mississippi arriba (Remontando el Mississippi) y Los Dalton van a la nieve (Los Dalton van al Canadá). Pero los volúmenes no están apareciendo de forma cronológica (como tampoco lo hicieron las ediciones de Bruguera, ni la versión enciclopédica, ni Salvat), y más de la mitad de las aventuras se quedarán sin ver la luz:

El Emperador Smith, El Jinete Blanco, El Gran Duque, La curación de los Dalton, La herencia de Rantamplan, El hilo que canta, Western Circus, La evasión de los Dalton, Cañón Apache, El tesoro de los Dalton, El bandido mecánico, Sarah Bernhardt, Dedos mágicos, Daisy Town, Mamá Dalton, Daily Star, La novia de Lucky Luke, Nitroglicerina, El Pony Express, Jesse James, El cazador de recompensas, El elixir del Doctor Doxio, Al hambre, Rodeo, Kid Lucky, Belle Star, El Klondike, Oklahoma Jim, OK Corral, Marcel Dalton, El Profeta y El artista pintor.

Los seguidores del personaje podrán vislumbrar una evolución hacia la ironía y un gusto especial por los chistes que ponen en cuestión los tópicos del western. Esto puede apreciarse tanto en los últimos episodios de Goscinny como en los guiones que otros autores realizaron para Morris. Se describirán momentos que antes solían obviarse: Lucky Luke recargando su pistola y Jolly Jumper cambiando sus herraduras; tendrán lugar situaciones inusuales como que el cowboy sea quien lleve al caballo parlanchín a sus espaldas o que el Séptimo de Caballería siempre requiera sus servicios en el mismo punto del desierto. Asimismo, queda patente en más de una historieta que los équidos que no monta el hombre que dispara más rápido que su sombra "no tienen personalidad".

Estos días de asueto he leído El Juez (1959), que enseguida me recordó a la película de Paul Newman basada en la vida del pintoresco Roy Bean. Este aspirante a magistrado de cicatriz en el cuello y oso amaestrado impondrá ingeniosas multas a los habitantes del poblado mientras sirve cerveza fría durante los procesos judiciales. Sobresale como antagonista Bad Ticket, un tramposo bien vestido con el que Luke mostrará su lado chaquetero, así como Jacinto, un mexicano explotado por el juez, y un empleado de pompas fúnebres muy interesado en aplicar la pena de muerte. Con ellos, Goscinny y Morris dan una lección de entretenimiento y dinamismo al tiempo que revelan su conocimiento de la historia y su amor por una época llena de encanto.

Las colinas negras (1963) nos habla de la colonización de Wyoming en contra de los intereses de algunos políticos, que enviarán a Bull Bullett para entorpecer a los pioneros a los que acompaña Luke. Con él va una troupe de eruditos académicos que llenará el trayecto de diálogos brillantes y estampas cómicas, como cuando el antropólogo se enfrenta a Nebraska Kid en un duelo con florines. Al igual que en otras aventuras, la acción a contrarreloj de los personajes revierte en una lectura apasionada de las viñetas. También destaca la mención al "agua de fuego" (alcohol) que hace perder los papeles a los cheyenes.

La ciudad fantasma (1965) presenta a otro barbudo en el papel de secundario, el old timer Powell, empecinado en encontrar oro en una mina vacía. En este capítulo, los autores se refieren a la superstición de la gente y al gremio de tramposos que sazonaba las rocas estériles (encarnado aquí por Denver Miles y el precipitado Colorado Bill). En una de las páginas, planteada a la perfección por el dibujante, veremos a Luke atrapando a una vaca... ¡Ya era hora, vaquero!

En 1969 se publica la primera edición de Jesse James (y hablo ya de mi biblioteca personal, no de las entregas de Planeta), donde se pinta al forajido como un lector obsesionado por Robin Hood -se pasará la mayor parte de la trama acechando en las ramas de los árboles-, y su hermano Frank se convierte en un experto en Shakespeare, salpicando los diálogos de citas anodinas. Les acompaña su primo, el torpón Cole Younger, con el que provocarán varios descarrilamientos de trenes. Enfrente se sitúa Lucky Luke, más mandón y chulo que nunca, escribiendo a balazos la marcha fúnebre para una pianola, mientras Jolly Jumper se lia un cigarro. No quedaba otro remedio con los ineptos agentes de Pinkerton haciendo de las suyas.

Detenemos nuestro repaso (por hoy) en El bandido mecánico (1981), firmado a medias por Morris y Bob de Groot. Los hermanos Caille fabrican la primera máquina tragaperras (a la que llamarán lúcidamente "el ladrón manco") y Luke será testigo de su gira por varias ciudades. En su camino se armarán tumultos, se desbordará la locura y hasta se toparán con la Liga de las Mujeres, que por supuesto caerá rendida ante la fascinación del invento. Opuestos a las novedades del azar se hallan Doble Seis y su jefe, un tramposo pequeñín que cabalga sobre su lomo. Se trata de una pareja arquetípica que influiría bastante en el erróneo planteamiento de la serie de animación: incluir unos enemigos inútiles a más no poder, cuando nuestro cowboy está preparado para las adversidades más exageradas. Sin embargo, este episodio contiene escenas llamativas, como ese intento de abandono de Jolly a mitad del álbum o ese final acelerado por la llegada de un telegrama. ¿Empezaba a notarse la ausencia de Goscinny?

4 Comments:

At 7:58 p. m., Anonymous Anónimo said...

Si al menos se publicaran todos los albumes de la etapa Goscinny ya merecería la pena. Pero ni siquiera eso parece seguro..

 
At 8:24 p. m., Blogger Kalashnikov said...

Todo apunta (o mejor dicho, el Bot de Planeta apunta...) a que no, querido amigo. Esperemos que las ventas de los álbumes les hagan cambiar de idea. Merecería pena.

 
At 2:42 p. m., Anonymous Nexus said...

¡El ladrón manco! Ese ingenioso término ha despertado mi curiosidad. ¿Qué dos o tres álbumes recomendarías a un no iniciado? ¿Cuales son en tu opinión los más brillantes?

 
At 5:42 p. m., Blogger Kalashnikov said...

¡Vaya pregunta más difícil, Nexus! Lo más sencillo será encontrar los álbumes que Planeta está editando ahora. Prueba con "Billy el Niño", "El Juez", o "Calamity Jane" (éste aún no ha aparecido). El problema es que Lucky Luke engancha y sus andanzas son numerosas... Prepara tu bolsillo por si acaso.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home