13.6.06

Lecturas de salón: Superman Aventuras #1

Con el Salón del Cómic de Barcelona han llegado algunos tebeos que seguro se alzarán con un buen puesto en las quinielas de fin de año. Es el momento para hacer una compra selecta y una lectura reposada: nada de reseñas urgentes ni de participar en el concurso de PAMMHG, que luego aparece en el aficionado el síndrome del vacío... ¡Hasta que se anuncian los planes editoriales para el segundo semestre, más allá de los rumores que surgen en el evento! En fin, trataré de asistir a la próxima cita de bloggers.

Superman Aventuras #1: ¡Arriba, arriba y fuera!, de Millar, Amancio y Austin (Planeta de Agostini, junio de 2006). 112 páginas. PVP: 5,50 euros.

Poco ha durado nuestra condición de huérfanos del cartoon después del cierre de Las Aventuras de Batman, pues enseguida ha sacado Planeta este Superman Aventuras, con el mismo formato Digest-Copito y periodicidad trimestral. La colección se abre con una antología de episodios (números 16, 19 y del 22 al 24) guionizados por el reputado Mark Millar, que presenta cuatro historias independientes con un fondo más o menos común. Los capítulos son más extensos que en la cabecera del Hombre Murciélago, sus tramas son medianamente originales, hay acción a raudales y la labor gráfica de Aluir Amancio y Terry Austin sigue las pautas de Bruce Timm.

“Clark, eres un don nadie!” me parece la aventura más interesante del tomo. Clark Kent ha perdido los poderes y es rescatado por alguien que se hace pasar por Superman. La kriptonita no le afecta y sus padres no recuerdan ninguna de sus hazañas. ¿Será una broma del Sr. Mxyzptlk? Cabe destacar el magnetismo de la familia Kent con los huracanes –vaya gafe-.

En “El guardaespaldas de acero” se presenta a Kal-El como escolta del presidente de EEUU, que ha sido amenazado de muerte. El villano en este caso es Multiface, una subcontrata de Lex Luthor. La secuencia inicial es todo un clásico del género: el Hombre de Acero participa en una mortífera gymkhana que pone de relieve sus facultades.

“Juegos de guerra” es la aventura más larga, con un Brainiac customizado (¿dónde están sus barbas?) dispuesto a exterminar la Tierra. Los sistemas de Metrópolis han colapsado y Superman no da abasto debido al aumento de accidentes. La traviesa Livewire logrará estabilizar la red mientras el escultista (así lo denominan varias veces en el volumen, y ojo, no tiene nada que ver con el culturismo, sino más bien con los boy-scouts) permanece en la Zona Fantasma. Asimismo, sobresale la presencia de un Luthor muy secundario pero más humano que de costumbre. Además, en estas páginas vemos otro truco recurrente en el cómic de superhéroes: la revancha imparable del protagonista, escenificada por una tromba unilateral de golpes.

“Poderes corruptos, superpoderes absolutamente corruptos” introduce a Parásito, que absorbe los poderes de Superman y lo humilla en público. La trama posee un trasfondo sentimental similar al de ciertas historias de Las Aventuras de Batman, al hablar del amor entre el villano y Rain Song, una cristaloterapeuta.



Cubierta del segundo número americano.

2 Comments:

At 12:31 p. m., Anonymous Ajimenez said...

Estoy totalmente de acuerdo con tu opinión sobre el tebeo, aunque la edición de Planeta es nefasta, y la traducción, horrenda, de las peores.

http://www.pammhg.com
PAMMHG!

 
At 5:33 p. m., Blogger Kalashnikov said...

¡Me fijé en la misteriosa repetición de la palabra "billones" que comentábais en el foro! *_*

Creo que una traducción tiene que ser muy mala para que llame la atención.

 

Publicar un comentario

<< Home