1.9.06

Reseñas: JLA/JLE # 6

JLA/JLE #6, de varios autores (Planeta de Agostini, agosto de 2006). 192 páginas. PVP: 9,95 euros.

No cabe duda de que JLA/JLE es la colección de Clásicos DC que más atrasos acumula. Así, cuando uno ya había olvidado que seguía esta serie gracias a otras lecturas igual de reconfortantes, siempre resulta una sorpresa distinguir una nueva portada en la librería. Este tomo, además, tiene una edición casi impecable: Planeta vuelve a reproducir las cubiertas a gran tamaño, David Hernando nos brinda dos artículos interesantísimos sobre Power Girl y Aquaman (ésta es la clase de textos que los aficionados necesitamos, sí señor), las páginas pares e impares están en su sitio… Y encima se recopilan aventuras divertidísimas de la Liga de la Justicia, con un brillante Adam Hughes a los lápices de la división americana, y un Bill Loebs que trae savia nueva a los guiones de la versión europea. De un tiempo a esta parte habíamos desarrollado cierta preferencia por los chistes sin límite y los superhéroes sin dignidad de la JLA, mientras que la JLE parecía destinada (salvo en contadas excepciones) a atar los cabos sueltos de la otra cabecera, con episodios de acción a la vieja usanza, y esa terrible parte gráfica firmada por Bart Sears y Pablo Marcos. Con la marcha de John Marc DeMatteis, agotado quizá por el trabajo en varias franquicias, se abre un esperanzador horizonte para los héroes del viejo continente. Más datos: el Bot asegura que la etapa cómica de la Liga abarcará hasta el número 16, y que el ansiado annual #1 se incluirá en la décima entrega. Ya sólo cabe soñar con que reúnan las historias de complemento obviadas hasta ahora en una especie de anexo, o de forma desperdigada en los números venideros.

El primer tramo del volumen contiene un crossover de cuatro episodios en donde todos los miembros de la Liga de la Justicia se enfrentarán al Hombre Gris, aliado ahora con el científico Irwin Teasdale, que ha desarrollado un gas vampírico. La lucha tendrá lugar en un pueblo indeterminado de la Europa del Este, y allí estarán de testigos el Espectro y una sorprendente Dra. Destino. Los chicos de Maxwell Lord, que ahora viajan en una nave rediseñada por Míster Milagro, tendrán que hacer nuevos tratos con el maléfico Simon Stagg, mientras los Señores del Orden y el Caos acabarán irrumpiendo en escena para poner todo en su sitio.

Superman vuelve a la serie para operar a Power Girl de las heridas tras su batalla contra el Hombre Gris. Mientras, al otro lado del océano, Guy Gardner contacta con Kilowog, un green lantern con rostro de jabalí que es capaz de montar una embajada en pocas horas. Y no hay nada mejor que una buena pelea para celebrar el reencuentro con el descomunal mecánico. En París, unos ladrones intentan hacerse con el botín de una fiesta benéfica organizada por Bruce Wayne y el álter ego de Zorra Carmesí, la heroína con el nombre menos apropiado de la historia de los cómics, que debería visitarnos más a menudo. Para rematar la faena, Blue Beetle y Booster Gold regresan a KooeyKooeyKooey para convertirlo en destino turístico de alto nivel, con casinos, disfraces y teleportadores. Aquaman les advertirá de su osadía, al tiempo que Mayor Desastre y Gran Señor -¡nuestra debilidad!- desbancarán la caja en una magnífica racha.

2 Comments:

At 1:48 p. m., Anonymous Anónimo said...

Sorprende que no se haga ninguna mención a la entrada de Adam Hughes en la serie. Ni en la contraportada, portada, artículos... Sólo una nota de la propia edición americana en la primera viñeta del tomo.

 
At 5:21 p. m., Blogger Kalashnikov said...

Es cierto. Quizá dejen esa tarea a los bloggers ;-) No cabe duda que el trabajo de Hughes era digno de alguna mención.

 

Publicar un comentario

<< Home