20.11.06

"Ice Haven", posiblemente el mejor tebeo del año

Ice Haven, de Daniel Clowes (Random House-Mondadori/Reservoir Books, noviembre de 2006). 90 páginas. PVP: 14,50 euros.

Ice Haven, que no “Heaven”, como muchos tendemos a escribir (y pronunciar), es una muestra del afán de Daniel Clowes por superarse y ampliar los límites del cómic como medio artístico. En su propósito no sólo logra dignificar el género, sino que además entrega su mejor obra. El autor presenta la realidad de este gélido paraíso de forma fragmentada y poliédrica, como hizo en su día Chris Ware en Jimmy Corrigan. En sus páginas nos habla de la inmadurez, la infidelidad, la toma de decisiones, la inspiración, el victimismo, los complejos y el sentimiento de superioridad a través de un frío optimismo. Alrededor de “Nuestro Amigo”, la extraña roca que preside el paraje de Ice Haven, van circulando personajes de toda condición, como enfrascados en un juego de casualidades.

Está el pequeño David Goldberg, que parece un Brian Wilson de parvulario y será víctima de un secuestro; el crítico de cómics Harry Naybors, a través del cual Clowes teoriza y critica el medio; el poeta solitario Random Wilder, enfrentado a la bucólica abuela Ida Wentz. Su nieta Vida acaba de llegar a Ice Haven, donde continúa distribuyendo sus fanzines; Charles y Carmichael son dos niños en edad de empezar a pensar en chicas y en otras cosas igual de peligrosas. El libro que les fascina, titulado “Leopold y Loeb” recuerda a los personajes de “La Soga” de Hitchcock. Encontraremos otra referencia al mismo cineasta (“Psicosis”) al conocer los miedos de Violet Vanderplatz, hermanastra de Charles obsesionada con su novio. Y por supuesto figuran los señores Ames, una pareja de detectives que, a mi juicio, tienen los mejores papeles de esta tragicomedia.

La única pega que puede hacerse a la edición ejemplar (y en papel de colores) de Mondadori es la rotulación con tipografía comic sans, una de las fuentes más odiadas por los aficionados. Si vivís en Sevilla y aún no habéis encontrado el libro, os recomiendo que visitéis El Corte Inglés. ¡Allí lo encontré yo! Ya sólo queda esperar a la publicación de The Death Ray. ¿Quién conseguirá los derechos?



Confrontación de dos obras maestras: Ice Haven y Jimmy Corrigan.

5 Comments:

At 4:36 a. m., Blogger No fui yo said...

Esto... las viñetas escogidas para la "confrontación" no son un ejemplo de acto fallido freudiano, ¿verdad?

 
At 5:44 p. m., Blogger Kalashnikov said...

¿Mande? ¿Cagar es un acto freudiano?

 
At 8:26 p. m., Blogger No fui yo said...

No creo. Pero escoger justamente esas viñetas para contraponer dos "obras maestras" tal vez ;)

 
At 8:42 p. m., Blogger No fui yo said...

Por lo demás, acabo de descubrir tu blog y creo que es estupendo. Estoy leyendo algunas de tus reseñas pasadas, y me parecen bastante interesantes -y coincido contigo en la valoración de bastantes cómics, aunque esto sea secundario-. Volveré por aquí, si no es molestia.

 
At 9:38 p. m., Blogger Kalashnikov said...

Gracias, No-Fui-Yo. Yo también he conocido tus blogs a través de estos comentarios. Están muy bien... ¡Y tienes más comentarios que yo! ;-) Me han gustado mucho tus artículos sobre Swamp Thing y Lapinot, del que estoy buscando los primeros números.

La elección de la escena del water... Bueno, me pareció graciosa. Leyendo Ice Haven me acordé de esta viñeta de Jimmy Corrigan, y juntas quedaban muy bien. ¡Pero no quiero decir que el futuro del cómic underground se vaya por el retrete!

Con la de obras maestras que he leído yo en el trono...

 

Publicar un comentario

<< Home