6.2.07

Reseñas: Concrete #3 (Una Criatura Frágil)

Concrete #3: Una Criatura Frágil, de Paul Chadwick (Norma Editorial, enero de 2007). 208 páginas. B/N. 14 euros.

Resulta una gozada sumergirse en el universo de Concrete, plagado de guiones interesantes y hermosas viñetas. ¿Aún no lo habéis probado?

El grueso de este tomo está formado por la entretenidísima serie limitada “Una criatura frágil”, que sitúa a Concrete en el rodaje de una película de ciencia-ficción titulada “Los reyes del omniverso”. Chadwick aprovecha la ocasión para narrarnos su experiencia como director artístico y mostrar una industria llena de envidias, sabotajes y extravagancias. Mientras Ron Lithgow abarata los efectos especiales de la producción y sobrelleva el ego del musculoso protagonista, Maureen confiesa el secreto de su investigación a un científico con el que llega a intimar. El autor, como explica en el prólogo, experimentó con la plumilla en estos cuatro números, ofreciendo un trazo distinto pero igual de convincente.

“El abrazo gris”, “Brillar con intensidad”, “Unos empujoncitos” y “La siguiente será mejor” son historias cortas que ya aparecieron en la antología en formato grande que editó Norma en los años noventa. Todas están fechadas en 1987 e insisten en la relación de Concrete con Hollywood y su asistencia a fiestas. Además, se presentan el personaje de Strangehands, una artista que se inspira en el hombre de roca a la hora de pintar sus cuadros. Otras escenas de rutina y sueños prohibidos completan esta parte.

“Disparos en el crepúsculo” explica por qué Larry lleva una venda en la cabeza durante el rodaje de la película. “El secreto de Byrdland” nos habla del propietario de una casa llena de pasadizos y tesoros. Y por último, la divertida “El impulso artístico” retoma a dos personajes que tiempo atrás invitaron a Concrete a un cumpleaños infantil, en una trama con desnudos, sorpresas y cámaras ocultas.

Como de costumbre, la edición de Norma incluye una introducción donde el autor habla sobre algunos episodios contenidos en el volumen y una galería de portadas e ilustraciones.

5 Comments:

At 12:08 a. m., Blogger No fui yo said...

Estoy contigo, Kalashnikov: es una serie impresionante, en mi opinión de lo mejor que está editándose en nuestro país, a todos los niveles. De momento sólo llevo leído el primer tomo (ay, ars longa, vita brevis, además de los dos tomos que Planeta publicó en color años ha. Y me tiene absolutamente entregado...

 
At 12:09 a. m., Blogger No fui yo said...

Por cierto, me he olvidado de cerrar un paréntesis. Será cosa de la gripe... ;)

 
At 6:07 p. m., Blogger Kalashnikov said...

Cada uno a su ritmo, NFY... Que estos tomos se venden hasta en librerías normales. ¡Vamos, que no te vas a quedar sin ellos!

 
At 9:21 p. m., Anonymous no fui yo said...

Ja ja, no, si comprados los tengo... lo que pasa es que necesito tiempo para leerlos. Se me acumulan las lecturas... de todos modos, ayer comencé el segundo. A ver si esta noche le doy un repasito.

 
At 11:12 p. m., Blogger Kalashnikov said...

Jejeje, esas montañas de tebeos sin leer... ¡Es superior a mis fuerzas! ¿No te entran ganas de dejar todo lo que estás haciendo para ponerte al día?

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home