23.3.07

Las locas nunca sentarán la cabeza

Penny Century ha sido mi primer acercamiento a la obra de Jaime Hernández, aunque los hechos que se narran están situados cronológicamente después de lo ocurrido en los tres tomos de Locas (y a ver ahora quién se los pierde). Por otro lado, lo más seguro es que ésta sea una de las últimas colecciones de La Cúpula en el formato comic-book de Fuera de Serie.

Hernández dibujó estas historietas entre 1997 y 2000. Al lector neófito enseguida llaman la atención las elipsis que utiliza, agilizando la narración y reservándose claves para el futuro. Los cambios de escenario y la frescura de los diálogos convierten a Penny Century en un pastiche encantador, en un universo mágico rebosante de humor y donde el narrador puede tutear a sus personajes.

La aventura comienza en primera persona con la desolación de Ray tras separarse de la amazona extraterrestre. Mientras echa de menos a su ingenua superheroína, su apartamento será registrado por un desconocido y acabará enamorado de una bailarina de strip-tease. Mini-Rivero continúa con su espacio de entrevistas y ciertos capítulos ambientados en el espacio nos muestran a una Penny exhibicionista y filosófica.

Negra, la hija de Costigan –un multimillonario con cuernos en la frente— y Norma, sólo muestra interés por las piscinas. Cuando herede una fortuna, su madre será acusada de secuestrarla. Izzy sufre cambios de tamaño cada vez que hay una conferencia. Con un tono más caricaturesco del habitual (Hernández gasta un trazo impecable y realista) reviviremos el verano en que forjó su amistad con Maggie y supo del búho blanco de su vecina, la Sra. Galindo.

¿Y dónde están las clásicas locas? Pues Maggie se encuentra superando sus miedos al frente del volante, mientras Hopey tiene a todo el mundo en vilo con su nuevo novio. Las dos protagonizan sendas historias largas que conforman lo más sobresaliente de esta cabecera: el día de las elecciones, que rememora todo el funeral de Costigan; y el maratón onírico de la más gordita, que lo hubiera firmado Lewis Carroll si siguiera vivo. El final se reserva para ahondar en su relación con Tony “Don Gato”.

This album is powered by BubbleShare - Add to my blog

2 Comments:

At 9:40 a. m., Anonymous Anónimo said...

No te pierdas los tres tomos. Es una obra maestra del comic. A partir de la mitad del primer tomo, cuando empieza la historia titulada "100 habitaciones" es una maravilla. ¡Que dibujo! la narrativa, ¡Cómo te atrapan los personajes! De ahí hasta el final.

 
At 6:18 p. m., Blogger Kalashnikov said...

Gracias por la recomendación. Seguro que van cayendo poco a poco, para que sepan mejor...

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home