27.4.07

Reseñas: Hulka #3

Hulka #3: El Mejor Momento de su Vida, de varios autores (Panini, abril de 2007). 144 páginas. Color. PVP: 9,25 euros.

Dan Slott ha introducido suculentas novedades en Hulka para que sus lectores sigan al pie del cañón. Entre otras, la Autoridad de Variación Temporal, un organismo que vela por el correcto devenir de pasado, presente y futuro en el universo superheroico. Esto supone que podamos volver a ver a Ojo de Halcón pulular por la ciudad, o a Dos Pistolas Kid como nuevo compañero de la amazona esmeralda.

Como suele ser habitual en esta colección, la nómina de invitados es interminable: el padre de Jennifer Walters, su primo Hulk (que amenaza con un cabreo monumental), el Capitán América, Spiderwoman, la Visión, Estatura (vaya nombrecito), la Avispa –mostrando sus dotes de costurera—, el Jabalí, Bumerán, el Buey, Howard el Pato, Clockwise o el Luchador, por mencionar los más llamativos.

Uno de los logros del guionista está en la tensión sexual no resuelta que ha creado entre Hulka y Pug, dándonos falsos indicios de que ahora hacían algo más aparte de convivir bajo el mismo techo. En este sentido, Andy y Mallory Book también tienen sus acercamientos. También resulta ingeniosa su comparación con otras heroínas de la talla de Valkiria, o la llegada de Zix, el nuevo, misterioso y benévolo jefe del bufete. ¿Y qué decir de la Zurda futurista, en el papel de abogada ilustre? ¡Pues bien podría haberse olvidado ya de ese personaje! Pero la viñeta más graciosa del volumen es aquella en que el Jabalí se refiere a los encantos de la protagonista… Resulta curiosa, igualmente, la tendencia reciente de ciertos autores de llevar a los metahumanos a terapia –¿os acordáis de Héroe al Cuadrado?—.

Ahora el encargado de las cubiertas es Greg Horne, que roza lo kitsch con su hiperrealismo de abductores al borde del esguince (en la imagen, la portada más decente a nuestro juicio de las cinco publicadas). Se agradece que Bobillo dibuje el grueso de este tomo, incluso con sus rostros clonados –el recodificador y las caras iguales… ¿es una treta para justificar un defecto?—. Scot Kolins firma el episodio más flojo del volumen, que se asemeja a aquellas hazañas humanitarias de Concrete. Además, su exceso de rayitas no casa bien con el color digital, y se me antoja peor que Pelletier. En el antológico número 100 sobresalen las páginas de Sal Buscema o Ron Frenz, al lado de las pinturas de otro portadista como Mayhew.

La edición de Panini contiene dos artículos de Raimon Fonseca –que comete dos errores: decir que se recopilan seis, en lugar de cinco números de Hulka; y denominar a la AVT como Autoridad de Variancia Temporal, cuando en la historieta se habla de “Variación”—, así como varias portadas clásicas del personaje con Byrne en sus mejores tiempos. Cabe señalar que en la traducción se ha optado por castellanizar onomatopeyas como “yuju” o “alejop”. ¿A qué esperan para sacar la serie clásica? Y hablando de vigilantes muertos… ¿Para cuándo la miniserie de Chica Muerta?

This album is powered by BubbleShare - Add to my blog

6 Comments:

At 7:15 p. m., Anonymous tetebeos said...

Otro que también quisiera ver publicada la miniserie de Chica Muerta. Si es la mitad de interesante que los X-Force/Statix...

Por cierto, a mí el número de Kolins casi que es el que más me ha gustado del tomo -a nivel de historia, no de dibujo, claro-. Aunque sólo sea porque arregla un poco el daño causado por "otros" guionistas a la amazona esmeralda...

 
At 10:14 p. m., Blogger Kalashnikov said...

Yo la historia la veo muy alejada del tono del resto de la colección, y como digo, parece una de esas proclamas humanistas de Concrete (y ya sabes que me gusta Concrete). El dibujo de Kolins echa para atrás...

Por otra parte, desconozco la labor de esos otros guionistas (¿Bendis?), porque no sigo muchas colecciones superheroicas, pero está claro que Slott es el Rey de la Continuidad y sabe remendar las cosas.

¡Feliz puente, amigo!

 
At 3:11 a. m., Blogger lord_pengallan said...

Para mi el numero de Kollins es demasiado previsible y si le juntamos la siguiente grapa que es bastante rutinatia tambien, tenemos un tomo que pincha al final.

 
At 5:23 p. m., Blogger Kalashnikov said...

A mi juicio, el número final con Dos Pistolas Kid remonta el anterior, aunque ciertamente resulta bastante anodino.

 
At 11:57 p. m., Blogger Merrick said...

Bastante de acuerdo con toda la reseña... Y la verdad es que Bobillo no me entró bien, pero ahora me encanta.

De Greg Horn... ya sabes lo que opino ;-)

 
At 5:33 p. m., Blogger Kalashnikov said...

Es como una pequeña legión de hijos bastardos de Alex Ross... ^_^

 

Publicar un comentario

<< Home