2.10.07

Reseñas: Brigada Planetaria #2, Orígenes

Brigada Planetaria #2: Orígenes, de Giffen, DeMatteis y Bax (Norma, septiembre de 2007). 72 páginas. Color. PVP: 8 euros.

Llama la atención la rapidez con que Norma ha lanzado este segundo tomo de Brigada Planetaria. En EEUU el último número salió en abril de 2007 (debido a ciertos atrasos con las entregas), o sea que apenas hay cuatro meses de diferencia. ¡Y ya anuncian el próximo de Héroe al Cuadrado para finales de año! Lo primero que agradecerán muchos aficionados será que Giffen y DeMatteis se han aliado ahora con una sola artista, Julia Bax, aunque su labor resulta muy mediocre –¿os acordáis de los dibujos que publicaban en el Correo del Lector?—. El color de Imaginary Friends tampoco ayuda mucho (al menos en la primera historia), pero luego mejora, y más tarde llega un casi efectivo Sumi Park, con sus tonalidades de acuarela. ¿Pero con qué clase de gente se mueve la pareja de guionistas? ¿Habéis visto los verdes de Jeremiah Harm? Sólo se salvan de la quema las cinco páginas de Mike Cavallaro de corte cartoon, cuya apariencia juvenil aporta más sarcasmo aún a los diálogos.

El villano Mister Master será el hilo conductor de los tres episodios que contiene el volumen. Usa la misma dialéctica que Lord Manga y ama la poesía de William Blake (dedicándole el famoso poema de “El Tigre” –el de Watchmen— a sus queridos perritos de la pradera mutantes). Y hay otras equivalencias… ¿No recuerda el papel de supervisor de planetas del Capitán Valor al Omniman de Invencible? ¿Y Peleón al General Gloria? ¡Pero si hay hasta un decorador de planetas, pero en vez de Mr. Nébula se llama Esthetikon! ¿Dónde están esas ideas, chicos? Por no mencionar el parecido con la Liga de la Justicia en la manera de tratarse unos a otros (choque de egos entre idiotas y cargantes).

No obstante, el gran valor de la serie reside en sus personajes. En este ejemplar desfilan el Caballero Sombrío y su falta de sentido del humor, la Diosa Tierra (otro de los papeles más serios), Mr. Brillante antes de ponerse como una foca –¿un problema de tiroides?—, el Visitante Malva, un experto en martinis bastante amanerado (sobre el que recae gran parte de la comicidad de Brigada Planetaria), el joven acompañante Spunky (léase Robin) o el Cazador Alegre –un trasunto de Green Arrow con sobredosis de cafeína—.

En el bando contrario se sitúan los Bergantes Planetarios, con Excreta, Sirena, Geneti-Bruja y Lord Toxic en sus filas. Gatita Ron-Ron, a la que ya conocíamos de la anterior entrega, adquiere especial relevancia a partir de la mitad del tomo. Como buena felina, es traidora por naturaleza, y cambiará de equipo cuando lo crea necesario (a mi juicio, una de las novedades más originales de Giffen y DeMatteis). ¡Y ojo que desvela su verdadera sexualidad!

Después de ver de pasada al Patinador Celestial, Tercer Ojo se presenta en el tercer episodio con un poder devastador. No debemos olvidar la mascota del arriba citado Esthetikon, de nombre Mecenas. El volumen se cierra, además de con las consabidas portadas originales, con el retorno de Calígine y Sloat, cerrando el círculo en un tebeo bastante divertido pero horriblemente mal dibujado.

Free Image Hosting at allyoucanupload.com

2 Comments:

At 3:51 a. m., Blogger lord_pengallan said...

Yo lo he ojeado y es horrible el dibujo. Se nota que en EE.UU. apenas hay vida fuera de Marvel y DC. Me lo leere en la FNAC antes de nada.

 
At 5:57 p. m., Blogger Kalashnikov said...

¡Qué tío! Los sensores de la FNAC deben pitar cuando apareces por la puerta, jeje... El tebeo merece la pena leerlo: tiene unos cuantos puntos muy buenos.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home