6.12.07

Reseñas: Interzona #0

Interzona #0, de varios autores (Arsénico Cómics, diciembre de 2007). 80 páginas. Color. PVP: 6 euros.

Entre las actividades de la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián, destaca la aparición de la revista Interzona, coordinada por Borja Crespo y Rubén Lardín, y maquetada por Manuel Bartual –que ofrece un diseño muy similar al de El Manglar pero en formato más pequeño y con lomo, es decir, el mismo que BD Banda o Barsowia—. Su factura es impecable, aunque se escapan dos destacados iguales y un epígrafe que se repite en el artículo que no corresponde. No obstante, a un precio asequible se ofrece un plantel de artistas envidiable, tanto en lo referente a historietistas como entre los escritores que participan. Dada su calidad (y cantidad), lo más oportuno será hacer un análisis pormenorizado de la publicación.

Y lo primero que sobresale es la galería ilustrada de Hideshi Hino –de una belleza más turbadora que nunca—, que incluye hermosos contrastes de azul y negro y deliciosas pinceladas visibles. Pero si nos atenemos a las páginas de cómic, quizá debamos decantarnos por “Destruyan Ciudad Accidente”, el mejor Paco Alcázar desde “Todo está perdido”, con grandes dosis de perversidad imposible, funcionarios, mascotas inclasificables y un útero primigenio. Su camarada Miguel B. Núñez no anda muy lejos, pues pone en práctica los conocimientos adquiridos en su aventura europea, haciendo gala de un dibujo aún más estilizado y de una historia perfecta sobre la frialdad de los seres humanos y los sacrificios de bebés. Con los escasos ingredientes de “Don Eugenio Martín Ferrer” (un anciano abandonado en una gasolinera y un aroma a leyenda de carretera), Carlos Vermut se alza con el premio a la colaboración más terrorífica del volumen. Por su parte, la cantera responsable del fanzine más atractivo del panorama nacional (ARGH!) no defrauda: Jorge Parras con su página de estructura circular a todo color y Félix Díaz que, mediante una peculiar paleta cromática, nos regala la orgía orgánica a la que nos tiene acostumbrados a partir de elementos como una pistola devastadora y un crío incorruptible.

A otro nivel, Miguel Ángel Martín entrega un recortable ciberpunk y una breve y cerebral historieta. En la contracubierta, el también veterano Mauro Entrialgo muestra su particular visión de los robots japoneses. Un descarado Carlo Hart se marca un collage con dibujos que parecen firmados por Al Feldstein y la toma con el mediático Jordi Costa, habitual de estos eventos. Alberto González Vázquez es otro inclasificable que con el mínimo esfuerzo sorprende por su versión gay de Estela Plateada. David Rubín firma en “Moonriver Runner” su colaboración más floja de los últimos meses, apenas una suma de referencias gráficamente débil, con un personaje andrógino portador de todas las constantes del autor gallego –antifaz y alas— y un cameo de Zemo. Lo peor del conjunto queda en manos de Elpablo (con un trazo similar al igualmente presente Pepo Pérez, que ilustra un texto infumable de Hernán Migoya), Chema García –un guión sobre zombies sin pies ni cabeza— y Kano, responsable de un bestiario incomprensible.

En cuanto a los artículos, el de Sergi Puertas narrando su experiencia en La Cúpula como hombre-filtro de los autores noveles (con ilustración de Sequeiros) resulta, sin duda, el más acertado y sincero de la colección. En otro registro, el Sr. Ausente repasa la figura de Joe Maneely, con la subyugante hipótesis de qué habría pasado con el Hombre de Araña si el diseño hubiera corrido de su cuenta. Completan la antología John Tones, hablando de las adaptaciones al cómic de películas como La matanza de Texas, Viernes 13 y Pesadilla en Elm Street; Jorge de Cascante y su perfil de Eddie Campbell; y un soporífero Jesús Palacios que escribe acerca de la mítica revista “Heavy Metal” –para terminar cayendo en la acumulación de datos (seleccionados subjetivamente, eso sí) que él mismo criticaba al comienzo del texto—.

Interzona es un ejemplo de que con esfuerzo se logran grandes resultados. Lo negativo es que se presente con periodicidad anual (cuando no puntual y efímera), pues se trata de una publicación capaz de interesar a toda clase de lectores avispados, más allá de sus filias y fobias hacia el género fantástico y de terror. ¡No os perdáis las divertidas biografías de los autores en la última página!

Free Image Hosting at allyoucanupload.com

4 Comments:

At 10:45 a. m., Anonymous Anónimo said...

El comic de Alcázar y el artículo de Eddie Campbell me parecieron lo mejor de la revista de largo. Buen nivel en general!!

 
At 6:13 p. m., Blogger Kalashnikov said...

Comparto tu opinion, amigo anonimo. El articulo de Mr. Ausente tampoco se queda atras. Ni el tebeo de Miguel B. Nuñez. ¡Ojala saliera "Interzona" todos los meses!

 
At 12:18 a. m., Anonymous Carlos Lamani said...

Comparto bastante de lo que dices en tu reseña sobre el Interzona, Paco Alcázar es mi debilidad, sólo añadir que "La maldición de Jordi Costa" me pareció muy divertida. A ver si vemos pronto una reseña sobre la revista de terror Cthulhu, de Diábolo Ediciones: http://www.diaboloediciones.com/revistas.html

 
At 8:40 p. m., Blogger Kalashnikov said...

Le eché un vistazo en la librería porque soy un apasionado lovecraftiano, igual que a "Prótesis", pero no me terminaron de convencer (no sé si fue la maquetación, o algunas páginas interiores). Quizá para el próximo número... ¡Gracias por comentar, Carlos!

 

Publicar un comentario

<< Home