7.1.08

Reseñas: Blotch

Blotch, de Blutch (La Cúpula, diciembre de 2007). 108 páginas. B/N. PVP: 9,95 euros.

Dividido en dos bloques, “El rey de París” y “Frente a su destino”, Blotch contiene 18 historietas cortas protagonizadas por el artista del mismo nombre, un ilustrador parisino de principios del s. XX que colabora en el periódico Fluide Glacial. No cabe duda de que bajo ese apelativo se esconde el propio Blutch, disfrazado aquí de antepasado ficticio. Él se encarga de las viñetas de humor del rotativo, integradas en la trama como sublimación de la experiencia personal. El estilo del dibujante dibujado es clásico, descarado y naif, un trazo que oculta una personalidad miserable y racista, aunque no su pasión por la belleza femenina.

Rival de Jean Bonnot, autor estrella de Le Rire Populaire (la competencia), Blotch no duda en perder el orgullo y la dignidad cuando trata de agradar al presidente de Fluide Glacial, y es capaz de dejar a los amigos en la estacada si su integridad corre peligro. Este hombre sin escrúpulos, sin embargo, encuentra su contrapunto en Georgette, amante locuaz que le pondrá en más de un apuro –además, su ascenso en el escalafón es diametralmente opuesto a la decadencia del protagonista—.

La figura de Blotch, gracias a la destreza de su creador, se vuelve creíble e inagotable. Valga como ejemplo la viñeta inicial de cada historia, que inmortaliza de muy diversas maneras al pintor estampando su firma, mientras el narrador enumera las virtudes del individuo. Los secundarios también aportan verosimilitud al relato (no en vano, la mayoría están basados en referentes reales): el mismísimo Hergé pasa por estas páginas, y hay citas a Trilliet y Gossens. Pero los papeles más sobresalientes son los del propietario del teatro Pierrin y el extravagante encargado de los crucigramas.

El ojeroso Blotch siente animadversión por el cubismo y por su actitud, los pupilos suelen abandonar enseguida la carrera artística. Le encanta trasnochar y hacer de mirón –aunque su gran aspiración es acceder a la clase poderosa—. Si la ocasión lo requiere, no le importa cambiar de bando, y debido a su vileza acabará llevándose su merecido. El lector se sentirá satisfecho al ver sufrir a alguien tan despreciable, pero seguro que siente compasión.

Las referencias al surrealismo, el jazz, el boxeo o el musical sobre la Marsella provenzal contextualizan adecuadamente la trama. Por otra parte, en esta obra Blutch opta por el pincel en riguroso blanco y negro, obteniendo un resultado dinámico e incluso desbordante.

Con este libro La Cúpula demuestra que puede poner precios asequibles. Es cierto que se trata de un volumen corto en tapa rústica, pero ahí están las solapas con sinopsis y biografía del autor, o las hermosas portadillas interiores –por no hablar de la cubierta doble a todo color… ¿será una de las obras al óleo de Blotch?—.

Free Image Hosting at allyoucanupload.com

2 Comments:

At 2:34 a. m., Blogger La Perse said...

En una palabra: maravilloso. Un registro muy distinto al de "La voluptuosidad", pero igualmente maravilloso. Jolines, sí que era verdad lo que decían de Blutch...

 
At 8:22 p. m., Blogger Kalashnikov said...

Ahora a esperar que no tarden en sacar el anunciado "Peplum". Y muy pronto aquí, un articulito sobre "La voluptuosidad" --tú eres una de las culpables de que haya terminado cayendo... ¡y felizmente!-- ^_^

 

Publicar un comentario

<< Home