16.3.08

Reseñas: Desde el abismo

Desde el abismo, de varios autores (Viaje a Bizancio Ediciones, marzo de 2008). 152 páginas. B/N. PVP: 16 euros.

Yorkshire, encargado hasta ahora de Edición Limitada (la librería especializada de Sevilla más comprometida con los fanzines de nuevos autores) da un salto sin red y se acompaña de una pléyade de artistas cuyas obras previas ya justifican la compra de este monográfico sobre el miedo llamado Desde el abismo. En el lado negativo encontramos una maquetación con portadillas que da como resultado una docena de páginas negras, o el barroquismo de José María Carrasco que no comparto –es curioso que en la entrevista a Max, donde se analiza punto por punto su trabajo en Un perro en el grabado de Durero titulado “El caballero, la muerte y el diablo”, las preguntas sean más largas que las respuestas—. Tampoco me gusta la galería de los horrores de Zoraida Zaro con que se cierra el volumen: creo que le sienta mejor el formato cómic que esa mezcla entre el collage tipo Dave McKean y la caricatura heavy.

El libro se abre con la inquietante “Usted está aquí”, donde Luis NCT toma elementos de la ciencia-ficción y les da forma mediante el lápiz y las acuarelas desenfocadas. Entre los ingredientes destacan una máscara de perro, una guitarra, una taza del váter y una bandada de pájaros. Por desgracia, su labor en la cubierta no me parece tan brillante. A continuación, David Rubín nos ofrece un brevísimo relato sobre unos mocosos niños rotos, para abundar en su técnica preferida aunando tinta negra y tramas. Esteban Hernández, por su parte, hace gala de un estilo propio lleno de dinamismo en “Ciprés”, una narración que se mueve por la senda de las leyendas urbanas y explica la paradójica relación entre la vida y la muerte.

Jorge Parras retoma su antiguo grafismo más feísta y a través de un tratamiento exquisito del blanco y negro nos introduce en una situación imprevisible con ciertos momentos de sadismo merced a tres personajes emblemáticos: el joven Timi, Mad John y el abuelo sin ojos. Sin duda, entre lo mejor de Desde el abismo.

El estudio antropomórfico que suponen las “Alucinaciones” de Carlos Arrojo, de trazo ondulado, podría haber engrosado perfectamente cualquier número de la difunta NSLM. Rubén Varillas, responsable del blog Little Nemo’s Kat, firma un artículo sobre el género en el que toca muchos aspectos sin profundizar demasiado en nada (aunque termina con un “continuará”). Juan Gargallo, con millones de rayitas por centímetro cuadrado, unas composiciones imposibles y, en definitiva, un estilo bastante bisoño, aporta las páginas más flojas del conjunto. Una pena, dado que su argumento –con influencias de Poe y el Bécquer más legendario— apuntaba maneras.

Félix Díaz alcanza el paroxismo en “Migrañas” en detrimento de la narración. ¿Se imaginan a este hombre de grafitero? Como mencionábamos antes, Zoraida Zaro muestra su mejor perfil en formato cómic, entregando un relato naif con reminiscencias de Gorey, decoración victoriana… ¡y un paraguas dimensional!

La colaboración de Pere Joan deberíamos catalogarla como idea ilustrada. Si bien se manifiesta como un buen escritor, sus planchas apenas constituyen un cómodo estudio facial. Más adelante, Sonia Pulido, pese a su dependencia fotográfica (que por otro lado ha derivado en una obra muy homogénea), sorprende con la aterradora escena final de “El despertar”.

“Buques gemelos” de Max es una obra maestra acongojante, capaz de despertar ese miedo ancestral que pregona el editorial. El mérito es doble, ya que el reciente Premio Nacional del Cómic tan sólo emplea tres páginas y unas caricaturas muy estilizadas para hablarnos de la desolación y la confusión. Por último, en el laberíntico “El río” de Brais Rodríguez –otro de los puntos fuertes del volumen—confluyen Clowes, Burns y Satrapi. En un marco apocalíptico y onírico, lleno de secuencias desordenadas y elipsis, el autor gallego apuesta por una mirada al mítico Leteo.

Crucemos los dedos para que una iniciativa como Desde el abismo, aunque mejorable, tenga continuidad. Eso sí, su precedente más cercano –el similar “Horrorama” de Recerca— no llegó a muy buen puerto.

Free Image Hosting at allyoucanupload.com

8 Comments:

At 1:01 a. m., Blogger Werewolfie said...

También es casualidad... Justo ahora andaba a punto de escribir mi propio comentario sobre el mismo tebeo-revista. A ver si esta noche lo termino.

 
At 10:17 a. m., Anonymous yorkshire said...

Hola, hola, señor Kalashnikov, muchas gracias por la reseña y por hacer críticas siempre constructivas. Tomamos nota siempre de todos y de todas las cosas a mejorar.

Un apunte sobre la entrevista: salvando las opiniones y gustos personales y que todo siempre es mejorable o, incluso, que el resultado puede ser fallido, lo que uno ha hecho es, una entrevista diferente y fuera de la norma, esta era mi intención. Prefería charlar más que preguntar, para que nos entendamos. Pero tomo nota, ¿ok?

Muchas gracias por todo.

Un abrazo.

 
At 1:19 p. m., Blogger Kalashnikov said...

Me alegro de que te tomes tan bien las críticas, Yorkshire. Estoy seguro que muchos aficionados al género de terror disfrutarán con tu narrativa. El estudio que haces de la obra de Max es muy exhaustivo (un rigor que escasea bastante en este medio), y se agradece. Yo desde luego he pasado un rato estupendo leyendo "Desde el abismo". ¡Estaré atento a vuestras próximas novedades! ;-)

 
At 9:23 p. m., Blogger Little Nemo's Kat said...

Claro, ¡qué vivan las críticas constructivas y argumentadas! Gracias también por la mención y el esfuerzo lector. Por supuesto, "profundizaremos" (o lo intentaremos) en entregas venideras ;)

 
At 4:33 p. m., Blogger LuisNCT said...

buena reseña,
y para quien pueda interesar en mi blog puede verse un paso a paso de la elaboracion de la portada.
ah, y es NCT, no NTC

 
At 11:11 p. m., Blogger Kalashnikov said...

¡Gracias a vosotros, chavales! Corrijo tu apellido artístico ;-)

 
At 8:07 p. m., Anonymous Anónimo said...

Yo lo he comprado para venderlo a precio de riñon de quinceañero dentro de diez años. Es justo la entrevista a Max lo que creo que hará que alcance un buen precio. Por eso compraré el siguiente.
Todas las historietas se manejan bien en conjunto y su ordenación resulta misteriosa. Supongo que es una apreciación personal, pero no dejo de pensar (lo he leído cuatro veces desde que volví a mi presidio manchego) que comienza y acaba con historias de ablución personal precedidas por otras calcinación familiar. Aunque reconozco que hago trampa, pues excluyo entrevista, artículos, el no-cuento del conejo y la propia historieta de Max.
También a mí me ha parecido muy hermoso el relato del ciprés -lo he pasado a una libreta y resulta que se puede leer sin viñetas, no sé que pensarán de esto los adoradores de la secuenciación narrativa-. Me ha recordado la frase de Cocteau que Jodorowsky utilizó para Donde mejor canta un pájaro: "Un pájaro canta mejor en su árbol genealógico".
Las portadillas me parecen imprescindibles en este formato monográfico, y creo que pasas por alto que su reverso resultará esplendido para pedir firmas de los artistas. Algo que pienso hacer por primera vez en mi vida dada la excepcionalidad de esta edición. Y todo ornato es poco cuando se desea transmitir desasosiego e inmersión inconsciente, que, creo yo, es el gran valor de esta antología.
Ya la entrevista confieso que la dejé para el final, pues no había leído el relato del que hablaban. Luego, me dí cuenta de que fue un error, imaginaba que se trataba de una típica entrevista de revista -la muy española ridiculísima segmentación periodística de temas y cuestiones con morcilla de venta de personalidad-. "¡No, ellos hablaban y, por lo tanto, contaban! " El resultado es extraordinario y espero que se repita.
En cambio, el guión de miedo no le encuentro utilidad. Pero como llega con continuara y no conocemos su extensión queda en el aire.
¡Ojalá hicieran algo parecido dedicado a autores brasileños!
Ismael, el Espermatozon Rodríguez.

[A ver si encuentro la entrevista que le hicieron al malvado editor. Gracias a ti, me acabo de enterar que también es un malvado librero. Solo le quedaría ser jefe de la gobernación para resultar una figura aún más reprobable ¡Lamentable! Me lo estoy imaginando tapando los últimos números del Batman Vs. Superpirindolo Maestro con este Desde el abismo.]

 
At 6:01 p. m., Blogger Kalashnikov said...

Gracias por tus argumentaciones, Ismael. Te felicito por tu prosa. Y es cierto: no había caído en que las portadillas podían servir para ubicar los autógrafos... ¡Saquen sus rotuladores blancos, señores dibujantes!

 

Publicar un comentario

<< Home