25.3.08

Reseñas: El Manglar #6

El Manglar #6, de varios autores (Dibbuks, marzo de 2008). 68 páginas. Color. PVP: 3,90 euros.

El emblema de Dibbuks, la revista de historietas El Manglar, cumple su compromiso con los suscriptores y alcanza la media docena de números antes de replantearse su futuro inmediato. Quizá las prisas de la vida moderna hayan devuelto el sentido a las antologías de relatos breves a cargo de autores diversos. ¿Ha llegado el momento de apostar por un formato más digno, como el de Mome?

En cualquier caso, en esta entrega se incluye un merecidísimo monográfico de 16 páginas de Paco Alcázar, que incluye una larga entrevista (donde desvela una personalidad polémica) y el episodio más largo hasta la fecha de “Antes del desastre”, un ejemplo de que la ciencia-ficción puede ser muy divertida. Atentos al autor, porque este año se edita “El manual de mi mente” y el primer recopilatorio de “Silvio José, el buen parásito”.

En el número de marzo se incorpora a la lista de dibujantes el ingenioso Félix Díaz con “Fishy Fishy”, las andanzas coloreadas de un sea-monkey, cuya estructura clásica recuerda al Honky ‘n’ Smonky de ARGH! Otra novedad es la exótica y llamativa aportación de Renzo Vayra con “Cucumelo Fútbol Club”, de trazo semejante a Tank Girl y monstruos que juegan al balompié (mientras la pechugona anima desde la grada). El tercer fichaje es el veterano Ralf König, que ofrece una hilarante tira de “Hotel Green Hell”, donde se mofa de los turistas que frecuentan destinos extravagantes.

En el lado contrario se sitúan “Cosmik Roger” y “Con amigos como éstos”, que se consagran como las series con mayor continuidad de El Manglar. En este sentido, Castaño y Bartual se muestran especialmente inspirados, al igual que la sección de texto “Fruta fresca”, con declaraciones de Carlos Areces. Por otra parte, la galería está dedicada a Juan Berrio y la última hoja a Sergio Córdoba. Si Brocal está ocurrente con su Quasimodo, la tira sobre artistas traidores –¿alguien dijo Blotch?— de Santiago García y Javier Olivares se encamina hacia la mínima expresión.

Por fin llegamos a la conclusión de “R.O.M.” de Carlos Vermut –varios meses después de su aparición en Psico Soda—, una lección de modernidad con referencias a Matrix, escenas impactantes y un inteligente juego de expectativas con el lector. Jorge Parras vuelve a hacernos reír con su mierda agujereada en “Llerk Valley”, que acoge una fiesta en un jardín y algunas ideas descabelladas sobre la repoblación. Destaca el tratamiento del color (sólo azul y amarillo) de “El vecino” del citado García y Pepo Pérez –que opta por redibujar todas las viñetas, aunque se parezcan demasiado, un detalle que le honra—. En el episodio de hoy, el Dr. Tentáculos está en la cárcel y José Ramón anda buscando una píldora. La irrupción de un personaje femenino (Loretto) marca el devenir de “Distrito Harrigan”, mientras Dupuy y Berberian presentan un certero “Bobolandia” acerca de los muebles de diseño, las apariencias y los profesionales de la TV.

Free Image Hosting at allyoucanupload.com

2 Comments:

At 6:51 p. m., Blogger ComixCafé. Café del Cómic said...

Apuntas bien como siempre, lo que no comparto es que la dignidad se alcance a traves de un tipo de formato. Por cierto,lo del recopilatorio de "Silvio José el buen parásito" muy nueva y grata noticia. Salud.

 
At 9:01 p. m., Blogger Kalashnikov said...

Es una forma de hablar, ya me entiendes. Sin duda, hay cómics en grapa más "dignos" que otros editados con lomo y tapa dura.

Si se le puede poner alguna pena a El Manglar es el formato: el papel es demasiado endeble (se ondula con el calor de las yemas de los dedos). Una apariencia similar al BDBanda le vendría estupendamente.

 

Publicar un comentario

<< Home