10.3.08

Reseñas: La Cosa del Pantano #14

La Cosa del Pantano #14, de varios autores (Planeta de Agostini, febrero de 2008). 218 páginas. Color. PVP: 13,95 euros.

Es un auténtico placer leer los guiones de Alan Moore para esta saga sobre la América gótica. No en vano, el autor de Miracleman posee una mente pletórica de ideas geniales y aquí se acompaña de una pléyade de artistas sin parangón: Stan Woch, Ron Randall, Stephen Bissette, John Totleben, Alfredo Alcalá y Rick Veitch.

Nada más comenzar el libro nos topamos con una historieta de sabor añejo: el hippy Chester recoge un boniato maduro desprendido de la piel de la Cosa del Pantano. El tubérculo irá a parar a distintas manos, provocando destinos muy diferentes (una muerte dulce y una pesadilla cenagosa). ¡Y todo sin la aparición de Swampy!

A continuación viene un homenaje a Clive Barker, o una revisión del mito del hombre del saco con enfoque subjetivo, para detenerse en los ojos de las víctimas y poner de manifiesto una curiosa paranoia numérica. Luego visitamos la casa encantada de la familia de armeros Cambridge, impregnada de fantasmas y versiones terroríficas de gags del cerdito Porky.

El artista británico, obligado a referirse al crossover de turno –la cacareada Crisis—, decide hacer una recapitulación del oscuro viaje de la Cosa del Pantano junto a John Constantine (ojo, porque ya hay referencias a los sucesos de Newcastle y conocemos a algunos integrantes de su pandilla de freaks).

Abigail y su amado vegetal son captados por la cámara de un periodista, un desliz que acarreará consecuencias. Mientras, un Swampy amazónico se adentra en el Parlamento de Árboles –menuda doble splash-page— para retornar decepcionado y sin respuestas (¿es aún demasiado humano?). Más tarde se meten en la boca del lobo, en la cueva de los Brujería ubicada en la Patagonia, que guardan con celo al Invunche y amenazan con desatar la oscuridad en el cielo. Judith, la amiga de Constantine transformada en cuervo –todos suelen escapar muy mal—, transportará la perla negra.

En la tierra se unen a John los magos Sargón, el Dr. Occult, el Barón Winter, Mento, Zatanna y su padre. En las profundidades, Swampy se codea con Deadman, el Errante, el Dr. Destino, el Espectro y Etrigan. ¡Incluso Caín y Abel asistirán al espeluznante espectáculo que cobijan estas viñetas! Después de ser absorbido por el gusano gigante, sólo el protagonista de Louisiana logrará que Cielo e Infierno choquen sus manos.

Llama la atención de nuevo el sentido del humor del guionista, muy presente en la escena de Deadman a las puertas de la muerte, los comentarios de Constantine (que bromea asegurando que es el mánager de la Cosa del Pantano), la irrupción del protagonista a través del desagüe o las insinuaciones sexuales y el top-less de la Sra. Arcane.

Apenas restan 14 números para concluir la etapa de Moore, que serán editados en España en dos volúmenes (si nada se tuerce, en los meses de junio y octubre). La edición de Planeta incluye dos artículos firmados por Guillermo Ruiz y Enrique Ríos, respectivamente, además de una deliciosa galería de cubiertas. ¡Si hasta aparece un índice de episodios al comienzo del volumen! Todo apunta a que estos gruesos tomos cuatrimestrales van a merecer la pena…

Free Image Hosting at allyoucanupload.com

2 Comments:

At 7:03 p. m., Blogger Werewolfie said...

Pues... después de American Gothic viene una saga en Gotham que me parece lo más flojito de la etapa de Moore, aunque tiene algún que otro momento memorable, y después la famosa saga del exilio en el espacio, muy cienciaficcionera e interesante... Una etapa genial, de lo mejor de Moore.

 
At 7:39 p. m., Blogger Kalashnikov said...

¡Gracias por el adelanto, W! Ahora ya sé a lo que atenerme ;-) (al parecer Planeta va a mantener el precio de 13,95 en el siguiente tomo, pese a tener 40 páginas menos).

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home