28.10.08

Reseñas: Los amigos de Archimboldo Roque

Los amigos de Archimboldo Roque, de Jacobo Serrano (BD Banda, septiembre de 2008). 80 páginas. Color. PVP: 16 euros.

Este volumen recopila casi todas las tiras que Jacobo Fernández firmó para la revista infantil Golfiño, fechadas entre 2002 y 2003, aunque para la ocasión ha dibujado alguna que otra plancha. La edición de Faktoría K de Libros incluye, además, una entrevista al autor, una galería de personajes y extras. ¡Hasta las guardas del álbum son fabulosas! Archimboldo Roque es un rinoceronte unicornio blanco que actúa como narrador de todas las historias. Poco conocemos de él, salvo su máxima “En la tierra hay mucha gente y cada uno es cada uno”, sus amigos –protagonistas de este tomo— y los escasos rasgos de su personalidad que ciertos retratos dejan entrever.

Aparte de un trazo reconocible y unos colores magníficos, Jacobo Fernández posee un ingenio envidiable, aunando extremos aparentemente irreconciliables: la influencia nipona, la postura humanista y el género gótico de Edward Gorey –las rimas y el tono siniestro de algunas historietas—. El libro, que comienza con un relato circular, contiene títulos sobresalientes como “Ji, ji, ji, ya estaba ahí” (acerca de una ventana), “El panal de Patinir” –donde recrea el juego del teléfono o la deformación del mensaje—, “El manomanzano” y su primo “El pieperal”, el “Romance de los tapadillos” (una leyenda sobre amor y guerra), “La pompa fúnebre” –una manera sublime de hablar de la muerte y el otoño—; así como conceptos reveladores, del tipo “resurgimiento vegetal desencadenante” y criaturas adorables como el Hiperhombre, el Rostropovich alado o el caracol Anatol.

Con un lenguaje y un estilo depuradísimos, el creador de Cacauequi nos obsequia con pasajes poéticos como el de “Uenofre”, aventuras más extensas en la línea de “Fresica y los ocho fresones” y composiciones perfectas bautizadas con el nombre de “Las diecisiete musarañas”, “El burro y las liantas” o el estremecedor cuento navideño “El caballito de Manamí”. El plantel se completa con piedras preciosas, el devenir misterioso de los bolouros y los animales fantasmas que luego recuperaría para la revista BD Banda. Sin duda, uno de los títulos nacionales más recomendables del año.

2 Comments:

At 8:26 p. m., Blogger El Abuelito said...

A mí también me parece un libro fundamental, descubrimiento de un creador con un universo poético propio, inteligible y alejado de lo cursi y de la contemplación de sí mismo. Un verdadero placer.

 
At 6:59 p. m., Blogger Kalashnikov said...

Yo no lo hubiese dicho mejor... ¡Secundo la moción! ;-)

 

Publicar un comentario

<< Home