7.1.10

Amphigorey de nuevo

Amphigorey de nuevo, de Edward Gorey (Valdemar, noviembre de 2009). 376 páginas. Color y B/N. PVP: 24 euros.

"Huye de inmediato. Todo se ha descubierto."

Valdemar satisface nuestra sed de anfigorías --¿fantasmagorías anfibias?-- con la entrega de sus trabajos más recientes (hasta el punto de contener piezas inacabadas, como "El libro de las zetas"). Nos desconcierta con sus "Paseos sin rumbo" y nos explica los lugares favoritos de sus gatos, tantas posiciones como facetas tiene un hombre: puede ser acróbata, superviviente, autista, vago, milagroso, travieso, esquivo, curioso, indiscreto, retorcido, degustador de grandes placeres, triunfante, divertido, fotogénico, entrañable, juguetón, morboso, temerario... Personalmente, disfruto más su plumilla detallista, como la que traza "La otra estatua", que podría catalogarse dentro de la novela detectivesca, registro que repite en "El borrador mortal", siempre con una perspectiva innovadora y poética. Desde textos ordenados alfabéticamente --que obviamente se pierden en la traducción, sin desmerecer en absoluto la labor de Óscar Palmer-- a relatos cortos de una sola ilustración ("El hipopótamo admonitorio"), rozando lo abstracto en "Creatividad" y "10 objetos imposibles". Tan pronto adopta el estilo del grabado clásico como homenajea a Charles Dickens con un cuento de navidad en forma de pesadilla. En este punto, destacan dos episodios casi continuados: "El cubretetera encantado" y "El busto descabezado", tan rico simbólicamente como interpretable. Quienes en su infancia leyeron aquellos libros de "Elige tu propia aventura" alcanzarán el éxtasis con "El violento oleaje", una propuesta de surrealismo oscuro de similar factura. Por su parte, "Las flores acuáticas" comienza como una oda a la soledad y termina en forma de turbadora paradoja. El personal universo de Edward Gorey brilla página tras página, en especial cuando materializa los setos de su jardín o repasa un catálogo de mujeres asesinas. No dejen pasar por alto esta obra de arte, ni ninguno de los títulos precedentes y no se arrepentirán.

1 Comments:

At 10:42 a. m., OpenID kokichuelo said...

¡Gracias Valdemar!...

 

Publicar un comentario

<< Home