1.7.05

Los escenarios increíbles de Pulgarcito

Otro de mis hallazgos en las profundidades, allí donde se apilan y se empolvan cientos de tebeos antiguos, ha sido un álbum de Pulgarcito, la serie para niños que Jan realizó para la revista del mismo nombre. Muchos aficionados, tras la reedición de Laszivia y Pasolargo, han solicitado la recuperación de esta colección, y con toda la razón del mundo. En sus páginas, el creador de Superlópez ya hacía gala de su civismo proponiendo aventuras sanas para una infancia feliz, una tónica políticamente correcta que también iría asimilando su personaje de más éxito.

Pulgarcito nacía como una revisión del cuento popular para el citado relanzamiento de Bruguera, con historias cortas donde el protagonista daba fe de su carácter justo y valiente. Hermano de los quintillizos Agapito, Elías, Isidoro, Óscar y Ulises y acompañado siempre por su gato Medianoche, el pequeño de la familia entrará en contacto con el Profesor Ogro, un inventor aficionado a la botánica con muy mal genio. Gracias a su hija Trini –y a sus famosas tazas de chocolate- la relación se irá afianzando, a pesar de las travesuras de otros amigos de Pulgarcito, como Gregorio o Hipo, que se la tienen jurada al jardín del científico cascarrabias. En su casa se esconde una máquina del tiempo que le servirá para transportarse a épocas pasadas. Otras veces será su imaginación quien lo traslade a una realidad distinta.

Como reseñamos en nuestro comentario sobre Laszivia, Jan posee grandes facultades para sumergirnos en escenarios increíbles llenos de detalles –veréis diminutos letreros por todas partes-, causando posibles rechazos entre los lectores más vagos (a mí me ocurría algo semejante con todos esos caracoles fumando que pintaba Ibáñez). El dibujante aprovechó este título para recrear multitud de relatos clásicos, una labor a la que ya se dedicó en otra biblioteca de la misma editorial, con adorables versiones de El soldadito de plomo, Ricitos de Oro, Caperucita Roja, Los tres cerditos...

2 Comments:

At 10:23 p. m., Anonymous lamastelle said...

Mentira, mentira. No existen tebeos españoles excepto lod de Mortadelo y Superlopez. El Mundo no me engañaria de esta forma. Si solo salen esos en su promocion, es que son los unicos que hay. Os equivocais, todos os equivocais. Menos mal que mi amigo el señor barrendero ( baron Munchaussen se llama ) del parque sabe la verdad y me la cuenta junto con sus aventuras de juventud, que si no...:-)

 
At 10:48 p. m., Anonymous Kalashnikov said...

Bueno, "El Mundo" también saca Zipi y Zape, Rompetechos y 13 Rue del Percebe. ¡Eso tammbién es cómic español!

Habrá que escuchar esas aventuras de juventud... ¡qué miedo!

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home